Blogia
Simran

Sobre el Wahe Guru, Wahe Jio, y algo más.

Hola amigos.

Esta mañana hemos quedado Raúl y yo para ensayar ya seriamente, para ir preparando los próximos conciertos que anunciaré aqui, en facebook, por correo y en clases. El resultado, al menos para mí, ha sido realmente satisfactorio, porque me he encontrado genial tocando la guitarra con Raúl. He recordado los punteos y él los arpegios y hemos cantado a dos voces. Esta mañana a las 10, tal vez algún vecino no estuviera tan contento como nosotros, pero que conste que hemos ensayado sin enchufar las guitarras. Estamos deseosos de que nos veáis en directo, aunque aún tenemos mucho que ensayar y perfeccionar, así que paciencia de momento.

Además, hoy he recibido un correo sobre la experiencia de una alumna y amiga que ha estado haciendo Sadhana con el corte 5º, el Wahe Guru, Wahe Jio y quiero compartirlo con vosotros, para quien quiera leerlo. Es una experiencia muy interesante y muy bien explicada. Nos encanta que nos hagáis llegar este tipo de cosas y saber que nos tenéis cerca en vuestras meditaciones o en vuestro coche o donde sea. Gracias por vuestro tiempo y que este Cd sirva para acercaros el poder de los mantras y elevar vuestro ser.

Sat Nam

Empecé a hacer una sadhana con vuestro Wage Guru. Creo que lo que más me gustaba era que pasaba en un suspiro, vamos que miré que duraba unos doce o trece minutos pero para mí era empezar y acabar en poquísimo tiempo. Era la primera vez que hacía una sadhana con un mantra (siempre las había hecho en silencio) así que para mí era todo una novedad. A los pocos días empezó a desaparecer el flipe pero dejó paso a otras cosas más interesantes (como siempre). Siempre me dejó con la necesidad de seguir meditando y muchas veces me relajaba y volvía a ponerme otro mantra o continuaba meditando en silencio. Era muy interesante esa necesidad de seguir meditando. Otra cosa que me ha sucedido y para mí ha sido una novedad muy escandalosa, es que en todas mis anteriores sadhanas muchas veces sentía que no tenía tiempo a lo largo del día y me tocaba o levantarme temprano o hacerla por la noche... era como que estabas los cuarenta días y había muchos de ellos que sentía esa obligación.... de que lo hago porque quiero terminar la sadhana pero es que no me apetece.... Lo pillais? Bueno pues eso nunca me ocurrío con el wage guru. Curioso. Se me fue posicionando todo en su lugar para que llegara después de comer  y  pudiera meditar o que si no me había dado tiempo pudiera hacerlo antes de la cena con toda tranquiliadad. Y todas esas veces con unas ganas de hacerlo increibles. No sentía la obligación de estar en una sadhana. Es como si no tuviera ese comprimiso.


La alumna en cuestión, meditando con el mantra.


Creo que llegué hasta el día 15. Dejé de hacerla porque llegó un día que me dio un dolor horrible de cabeza y decidí posponerla porque entendí que este mantra tiene una fuerza increible y que me estaba superando. Ahora después de pensarlo creo saber que es lo que me ocurrió, aunque esto lo guardo para mi.

A Rafa le comenté que estaría genial que hicierais este mantra para 31 minutos porque para mí es como si los pidiera.

Solo sé que volveré al sadhana con él porque siento que es por donde tengo que tirar.

Y después de todo este rollazo solo me queda una cosa:

Agradeceros de todo corazón este maravilloso cd. Ha sido todo un regalo.

Un abrazo

 

Insisto, el regalo nos lo hacéis vosotros con escritos como este.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres