Blogia
Simran

Maravilloso concierto en Cartagena

Maravilloso concierto en Cartagena

Ni Raúl ni yo sabemos muy bien cómo explicar o cómo poder compartir con vosotros lo enamorados que vinimos de Cartagena y de su gente, cantando mantras con aquellas maravillosas personas que parecían saberse nuestras canciones al dedillo. Cantamos 5 canciones del nuevo disco y la gente lo acogió estupendamente. Nosotros lo pasamos en grande. Fue un grandísimo placer tocar para gente tan elevada e inspirada y bueno, mención aparte merece la organizadora del evento Jap Nam Kaur.

Jap Nam, también conocida por Lola, se puso en contacto con Raúl y ellos dos organizaron este evento tan bonito que ocurrió el pasado sábado día 3 de diciembre en el centro Aquarius de Cartagena (Murcia). Ella lo hizo todo, excepto el cartel, que es de otra luz murciana, llamada Gloria. El caso es que nos trató estupendamente, estuvo disponible en todo momento para cualquier cosa, nos acogió en su centro abriéndonos las puertas a él e incluso nos ayudó a entrar parte del equipo. Pero eso no era nada con lo que iba a suceder después, cuando Lola se transformó en Jap Nam Kaur. Se cambió de ropa y de blanco, con el turbante ya no estaba simplemente guapa, sino que pasó a ser una diosa radiante o una hermosa Tara Blanca.

Durante el concierto meditó con nuestras canciones y, para mí, un momento especial del concierto es cuando Raúl coge la guitarra y hace demostración de su arte con un arpegio de su composición delicado y muy dulce y después yo solo (porque habitualmente nadie se suele saber el mantra), comienzo a cantar el Rakenahar, es decir, el 5º mantra del Sadhana de la era de acuario. Entonces ocurrió que Jap Nam me acompañó, recitando a la perfección el poderoso mantra, entonando la melodía que yo estaba cantando y además a tiempo. Os juro que a muy poco estuve de pararlo todo, darle un abrazo, un beso y, sobre todo, el micrófono para que fuese ella quien cantara. Se me saltó una lágrima a sentir los arpegios dulces de Raúl y la voz todavía más dulce de Jap Nam acompañándome con el Rakenahar.

Además, hubieron más sorpresas que no os revelo, pues las guardamos para los próximos conciertos en los que esperamos ya esté terminado el nuevo CD.

Total, 2 horas y algo de éxtasis, 11 mantras. Esperamos que a nadie se le hiciese largo. Normalmente nuestros conciertos duran una hora y media como máximo para no cansar, pero no pudimos evitar alargar , además de que al acabar las canciones el público seguía cantando y Raúl y yo nos mirábamos y de nuevo tocabamos una o dos "vueltas" más de la melodía.

Terminamos "borrachos" de mantras, éxtasis y buen rollo con todo el mundo y empezamos a recoger entre abrazos, besos, fotos y despedidas. Al final Jap Nam (para mí ya no será Lola), nos invitó a quedarnos y tomar un té o un chocolate caliente o incluso una cena y sinceramente nos hubiésemos quedado, de verdad os lo digo, pero nos separaba de casa una hora y media de camino por la noche y a las 23:00, con el corazón todavía exhaltado, nos fuimos, con bastante dolor, de aquel lugar maravilloso y despidiéndonos de los últimos que quedaron y de la gran Jap Nam.

PD: R&R Singh quiere agradecer de nuevo y por enésima vez a Devta y Sarabjit que sean como ellos son, pues se nota de sobra a quienes ellos han formado y como en algunos profesores la chispa de Kundalini Yoga, traida por toda una cadena dorada de maestros, perdura y está deseosa de crecer y crecer. Este es el caso sin duda de Jap Nam, que está sola en Cartagena, abanderando el Kundalini Yoga allí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Simran -

Sin duda haremos uno, si el universo lo permite, cuando acabemos el CD.

El 5 de diciembre de 2011 09:08, Blogia <
simran.2011120401....@email.blogia.net

María -

Gracias por compartir vuestras experiencias, quien va a Cartagena no la olvida, sus gentes son especiales. Espero que nos hagais un concierto en algún centro donde das clase y disfrutar de vuestras creaciones, ya tengo ganas de tener vuestro disco. Sat Nam

Devtalon -

Jap Nam, ya no estás sola.
Gracias a R&R Singh, grandes, grandes...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres